Rejuvenecimiento facial



Todos deseamos tener una piel suave, pero con el pasar de los años se hace cada vez más difícil. Además, en nuestra rutina diaria hay muchos factores que perjudican nuestra piel sin que nos demos cuenta. Estos factores pueden ser el daño solar, los efectos de la gravedad o incluso los movimientos faciales.


Con el pasar del tiempo la medicina ha avanzado mucho, y es por eso que hoy en día podemos contar con varios tratamientos faciales tanto clínicos como terapéuticos, los cuales pueden variar dependiendo de la gravedad de los daños y el nivel de envejecimiento de la persona.


Es cierto que existen muchos tratamientos clínicos que se pueden adaptar a las necesidades de cada paciente. Sin embargo, es recomendable tener en cuenta que una piel sana y joven es posible con un buen cuidado y sin necesidad de intervenciones. Aun así, aquí te mostramos los tratamientos más usados para conseguir un rejuvenecimiento facial.

 

Toxina botulínica

También conocida como “bótox”, se trata de una inyección de proteína que ayuda a frenar los espasmos musculares y mejorar las arrugas que aparecen o se agravan con la movilidad de la cara. Esta proteína es extraída de una batería, pero aun así, es un método muy seguro y se ha estado usando por más de 10 años con miles de pacientes. Este método es aconsejable repetir cada 6-7 meses, y siempre ponerse en manos de profesionales de la cirugía y no acudir a cualquier sitio.

 

Limpieza facial

Este tratamiento tiene como objetivo limpiar en profundidad la piel, eliminando las células muertas. Existen diversos métodos para realizar una buena limpieza facial, ya sea a través de la exfoliación, la cual retira las capas de piel superficial para generar un recambio celular.


También se pueden usar mascarillas hidratantes, la oxigenoterapia, la cual trata la falta de oxígeno en la sangre, las células o los tejidos y por último la fototerapia, que emplea radiaciones electromagnéticas para distintas enfermedades.

 

Plasma rico en plaquetas

Abreviado como “PRP”, consiste en una inyección intradérmica en conjunto con la aplicación de Plasma Gel, un relleno natural obtenido a través del propio plasma del paciente. El PRP se puede utilizar para rejuvenecer pieles maduras o para quitar las marcas de acné en pieles más jóvenes. Este método es sumamente seguro.

 

Ácido hialurónico

Esta es una sustancia que se encuentra naturalmente en nuestro organismo y es usado en muchos tratamientos como el rejuvenecimiento facial. Es muy seguro y evita la aparición de arrugas, la pérdida de volumen y mantiene la firmeza de tu piel. Esta sustancia actúa en nuestro organismo reteniendo y atrayendo el agua, y con ello obtenemos beneficios como recuperar la  elasticidad que con el tiempo hayamos ido perdiendo y además, hidrata nuestra piel. 

Con el paso del tiempo, nuestro cuerpo va dejando de generar ácido hialurónico, causando en este caso, que nuestra piel empiece a verse y notarse envejecida, y también deshidratada. Con estos síntomas, los primeros signos que comenzamos a ver en nuestra piel son las primeras arrugas y las primeras líneas de expresión.










Compartir en Google Plus

Acerca de Culture Cool

Este blog publica artículos originales de temática variada e interesante para el usuario. La autoría pertenece a los diversos editores y redactores que trabajan o colaboran con nosotros. Si estás interesando en publicar aquí, ponte en contacto con nosotros. Solo te pediremos unos mínimos requisitos de calidad para el contenido.
    Blogger Commentarios
    Facebook Commentarios