La fabricación de anilox para la industria de la etiqueta



Los rodillos anilox se emplean en flexografía, una técnica de artes gráficas que se dedica a sectores concretos siendo uno de los más importantes la creación de etiquetas. Nos referimos a etiquetas como las que se pueden ver en las botellas de vino o de refresco o en los botes de conservas de los supermercados, por poner ejemplos muy fáciles de visualizar para todo el mundo.


La creación de anilox etiquetas se lleva a cabo por parte de los suministradores de repuestos y de consumibles para la industria de las artes gráficas. Se trata, por tanto, de productos adaptados y personalizados teniendo en cuenta tanto la máquina que se utiliza, como los tipos de tinta o, por ejemplo, el tipo de etiqueta que se va a imprimir.


Gracias a esta fabricación altamente personalizada, se consiguen resultados de muy buena calidad, ya que el anilox es básico, para que el aspecto final de la etiqueta sea impecable y la imagen resulte nítida y muy atractiva, algo fundamental para atraer la mirada de potenciales clientes.


¿Qué son los rodillos anilox?


Los rodillos anilox son unos rodillos que contiene celdas de tamaño muy pequeño. Estas celdas son las encargadas de recoger la cantidad exacta de tinta que puede ser necesaria para un trabajo en concreto. Así, no solo se evita el gastar tinta de más, lo que supone un gran ahorro, sino que también se logra una mejor calidad en el resultado final. La imagen impresa tendrá la intensidad justa y, si en anillo anilox está en perfecto estado, la etiqueta no tendrá zonas con un exceso de color o con defecto.


La limpieza del los rodillos anilox debe de llevarse a cabo con productos especialmente pensados para ello de modo que se retire toda la tinta seca depositada en las celdillas. De otra manera, esta tinta seca estaría modificando la capacidad de las mismas y no se llevaría acabo una correcta regulación de la cantidad de tinta necesaria para la impresión.


En el mundo de la publicidad es bien sabido que una etiqueta debe de ser muy atractiva, ya que va a ser lo que atraiga la mirada del cliente. Si tiene una mala calidad de impresión dará una imagen pobre y barata del producto pero, además, puede resultar difícil de leer. Y esto es un problema, dado que en muchas etiquetas está impresa la composición del producto o su modo de utilización, y es información que debe de ser clara y fácil de leer.

Compartir en Google Plus

Acerca de Culture Cool

Este blog publica artículos originales de temática variada e interesante para el usuario. La autoría pertenece a los diversos editores y redactores que trabajan o colaboran con nosotros. Si estás interesando en publicar aquí, ponte en contacto con nosotros. Solo te pediremos unos mínimos requisitos de calidad para el contenido.
    Blogger Commentarios
    Facebook Commentarios